Por decreto, el Gobierno da vía libre y acelera ingreso de transgénicos a Bolivia

El Decreto Supremo 4232 fue aprobado el jueves e incluye el uso de semillas genéticamente modificadas de maíz, caña de azúcar, algodón, trigo y soya.

De manera sorpresiva, la presidenta Jeanine Añez aprobó el Decreto Supremo 4232, que da vía libre para que en Bolivia se trabaje con semillas transgénicas de maíz, caña de azúcar, algodón, trigo y soya, que con procesos abreviados  aplicará nuevos eventos, en contraposición a lo establecido en la Constitución Política del Estado.

“De manera excepcional se autoriza al Comité Nacional de Bioseguridad establecer procedimientos abreviados para la evaluación del maíz, caña de azúcar, algodón, trigo y soya, genéticamente modificados en sus diferentes eventos, destinados al abastecimiento del consumo interno y comercialización externa”, dice el artículo único del Decreto aprobado por Añez el jueves.

Además el mismo tiene una disposición adicional única que dice: “Se deberá tomar en cuenta las acciones y medidas adoptadas por los países vecinos, referentes a los productos agrícolas y alimenticios producidos por técnicas de ingeniería genética; para lo cual el Ministerio de Medio Ambiente y Agua en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras realizarán las evaluaciones correspondientes”.

Según el documento se debe dar cumplimiento hasta 10 días calendario computables a partir de la publicación del mismo, «el Comité Nacional de Bioseguridad, deberá aprobar los procedimientos abreviados”, establece.

En Bolivia ya se trabajaba con dos eventos de soya transgénica pese a lo señalado en la Ley de la Madre Tierra y en la CPE, ahora el Gobierno transitorio abre la posibilidad de aplicar una gran variedad de semillas modificadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *