Pastor de EEUU cree que decisión de Trump sobre Jerusalén es señal del fin

TEXAS, EE.UU.- La decisión del presidente Donald Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel se encuentra en el centro de atención en los medios del mundo. Filipinas y la República Checa han hecho lo mismo, y el primer ministro Benjamin Netanyahu pide a todos los países
que tienen relaciones diplomáticas con Israel a hacer lo mismo.

Parte de pastores evangélicos creen que ese movimiento es una parte
importante de la profecía bíblica y puede ser una “señal del fin”,
apuntando a la segunda venida de Cristo.

David Reagan, fundador y director del Ministerio León y el Cordero, con
sede en el estado norteamericano de Texas, dijo que el cambio llegó tarde.

“Yo apoyo totalmente esa decisión porque Jerusalén es la capital de
Israel, habiendo sido así por 4000 años. Los judíos siempre la tuvieron
como su capital y nunca, en toda la historia, fue la capital de otro
pueblo, ni de un estado musulmán o un estado árabe. Está muy atrasado”,
afirmó el pastor.

Él dice representa a un grupo de líderes cristianos y estudiosos que
defienden que los “fin de los días” está cerca. Para ellos es profético
que los judíos controlen Jerusalén y construyan totalmente un solo
tercer templo en el Monte del Templo, un lugar que desde el final de la
Guerra de los Seis Días en 1967, está bajo la jurisdicción de los
musulmanes.

Reagan, que afirma ser un experto en la profecía bíblica, presenta un
programa de televisión semanal visto por más de 110 millones de hogares
en Estados Unidos. A Christian Today le presentó su visión de lo que
debe ocurrir en Oriente Medio en breve.

“En su mayoría, los cristianos evangélicos coinciden que probablemente
habrá una guerra contra Israel, que las Escrituras llaman ‘guerra de la
aniquilación’ en que todas las naciones musulmanas que tienen una
frontera con Israel, mencionadas en el Salmo 83, atacarán a Israel pero
saldrán derrotadas. Entonces el mundo árabe entrará en pánico y clamará
por la ayuda de Rusia. Los rusos bajarán con una alianza militar que
involucra a naciones musulmanas, países como Persia (Irán) y Turquía.
Finalmente, todos serán destruidos en las montañas de Israel.

Según Reagan el Anticristo se revelará como algún líder de la Unión
Europea y “intentará resolver la situación en Oriente Medio” haciendo un
tratado de paz con Israel. “Creemos que el capítulo nueve de Daniel
enseña que, en el momento de firmar ese acuerdo con Israel, la
tribulación comenzará”, enseña.

El pastor añade que “Él [Anticristo] se levantará con el poder de
pacificar al mundo a través de su carisma y su inteligencia superior. A
partir de ahí procurará construir un imperio mundial. Se acabará
iniciando una guerra para intentar conquistar el mundo, lo que se
describe en Apocalipsis, capítulo seis, y esa guerra se convertirá en
una guerra nuclear. Hasta el medio de la tribulación él tendrá el
control de todas las naciones de la Tierra.

Concluyó diciendo que este hombre poderoso marchará a Jerusalén y
entrará en el Tercer Templo, “que será reconstruido durante los primeros
tres años y medio de tribulación y se declarará Dios. Los judíos
inmediatamente lo rechazarán y él comenzará a perseguirlos e intentará
aniquilarlos de la faz de la Tierra. Creemos que Satanás odia a los
judíos de modo especial porque fue a través de ellos que Dios nos dio la
Biblia y de ese pueblo vino el Mesías … Satanás los odia y tratará de
destruirlos una vez más, como ya hizo en el Holocausto.

Reagan dice que ese es el entendimiento de la mayoría de los pastores y
que habrá una última batalla en el valle del Armagedón. “En ese momento,
Jesús regresará sobre el monte de los Olivos en Jerusalén, él dará una
orden sobrenatural y destruirá todos los ejércitos del Anticristo,
pasando entonces a reinar sobre toda la Tierra”.

FUENTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *