Las mujeres de la cámara del velo reecrearon lo que separa el Lugar Santo y el Lugar Santísimo para el Tercer Templo

ISRAEL. – En 2014 nos dimos cuenta que tras dos años, un pequeño grupo de mujeres recreó el velo que separaba el Lugar Santo del Lugar Santísimo en el Templo de Jerusalén, reportó Israel Today.
«Las mujeres de la cámara del velo», como se llaman a sí mismas, han fundado un pequeño taller en la comunidad samariana bíblica de Shiloh que está lleno de dispositivos de tejido y lana. Su intento de tejer el velo está de acuerdo con el mandamiento: «harás un velo tejido de azul, púrpura y carmesí, y fino lino tejido que se teje con un diseño artístico de querubines». (Ex. 26:31)

Aprender a tejer el velo es otra forma de prepararse para el día en que el Templo será reconstruido. Pero la tarea está casi fuera de alcance. Todo debe aprenderse desde cero. Las técnicas de tejido y los hilos especiales de seis cuerdas requeridos por el texto bíblico, la producción de los colorantes correctos azul, púrpura y escarlata, todos estos son artes perdidos.

El tamaño del velo en sí, un solo objeto similar a un trapo que mide 20 metros de alto, 10 metros de ancho y 10 centímetros de grosor, es un proyecto de inmensa complejidad en sí mismo. La fabricación del velo será, por lo tanto, un largo proceso de prueba de prueba y error.

¿Cómo era y cómo debería ser el Velo para el Tercer Templo?

Hasta Google Map nos ha dado su versión del velo en el Tour 3D del Templo, esa es la apuesta de los rabinos más ilustres que componen el Instituto del Templo, la entidad responsable de todos los preparativos para la construcción del Tercer Templo de Jerusalén.
Como verán uno de los desafíos más singulares es tejer las caras de los querubines para que sea una cara de águila en un lado del velo y una cara de toro en el otro lado. Otra es la producción antes mencionada de los colores exóticos necesarios para el velo. Se supone que el escarlata está hecho de un áfido de roble; el azul de un caracol de mar especial. La púrpura también se produjo a partir de animales, aunque nadie sabe con certeza qué animal.

Si bien el proyecto está plagado de obstáculos aparentemente insuperables, es un hecho que así como los retos de la vestimenta de los sacerdotes y sumo sacerdote, como del velo han sido un logro dado que cuentan con la aprobación de los rabinos.

FUENTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *