Funcionarios chinos queman biblias, cierran iglesias, obligan a cristianos a denunciar la fe en medio de una «enérgica» ofensiva


El gobierno chino está destruyendo cruces, quemando biblias, cerrando  iglesias y obligando a los creyentes cristianos a firmar documentos renunciando a su fe a medida que se intensifica la represión contra las congregaciones religiosas en Beijing y en varias provincias. La supresión de las libertades religiosas se produce como una campaña oficial del gobierno para «sincronizar» la religión al exigir lealtad al partido comunista ateo y eliminar cualquier posible desafío al poder del partido en el país. «La comunidad internacional debe estar alarmada e indignada por esta flagrante violación de la libertad de religión y creencias», dijo Bob Fu de China Aid.

«La situación de los cristianos chinos se vuelve más grave cada día. Jay Sekulow, abogado del presidente Trump y consejero en jefe del Centro Estadounidense de Derecho y Justicia (ACLJ), escribió en un tweet.

La persecución de los cristianos en China no es nada nuevo. Un informe del grupo de vigilancia Freedom House descubrió que los cristianos y otros grupos religiosos han sido perseguidos desde 2012, informó Fox News.

Un tercio de todos los creyentes religiosos en China eran miembros de un grupo de fe que también enfrentaron niveles «altos» de persecución, que van desde hostigamiento burocrático y explotación económica hasta duros términos de prisión e incluso violencia, según el informe.

Fuente

Una respuesta a «Funcionarios chinos queman biblias, cierran iglesias, obligan a cristianos a denunciar la fe en medio de una «enérgica» ofensiva»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *