AFRICA SE PREPARA PARA LA EPIDEMIA DE PLAGA MORTAL

Los parientes que bailan con los cadáveres de sus seres queridos que murieron a causa de la Peste Negra están ayudando a propagar la peste, según advirtieron las autoridades.
A los malgaches se les ha dicho que detengan la práctica tradicional de Famadihana, que ve a los lugareños desenterrar a parientes fallecidos y bailar con ellos antes de volver a ser enterrados.
Se teme que la ceremonia haya ayudado a diseminar un brote de peste neumónica que dejó más de 120 muertos en la isla africana.
El jefe de sanidad del país, Willy Randriamarotia, dijo:

«Si una persona muere de peste neumónica y luego es enterrada en una tumba que posteriormente se abre para una Famadihana, la bacteria aún puede transmitirse y contaminar a quien maneja el cuerpo».
La tradición ha sido prohibida desde que comenzó el brote,pero se teme que las ceremonias hayan tenido lugar independientemente.
Algunos lugareños están descartando abiertamente el consejo.
Los jefes de salud están tratando desesperadamente de contener un brote mortal de peste en el aire en África que ha provocado advertencias en nueve países. Se han reportado más de 1.300 casos en Madagascar,revelaron los jefes de salud, ya que las naciones cercanas se han puesto en alerta máxima.
Se sospecha que dos tercios de ellos son neumónicos, descritos como la «forma de plaga más mortífera y más rápida», según muestran las cifras de la Organización Mundial de la Salud.
La enfermedad mortal es causada por la misma bacteria que acabó con al menos 50 millones de personas en Europa en el siglo XIII.
Sin embargo, la forma letal que se difunde actualmente es diferente a la cepa de la bubónica que estuvo detrás de la Muerte Negra de la historia.
El neumónico puede diseminarse a través de la tos y puede matar dentro de las 24 horas. El brote se está moviendo rápidamente, con varios sitios de vacaciones británicos que ahora se consideran en riesgo de propagación de la epidemia, incluidas Seychelles, Sudáfrica y La Reunión.
Mozambique, Tanzania, Kenia, Etiopía, Comoras y Mauricio son los otros seis países que han recibido la mayor alerta.  Se ha informado que se cree que hay unos 50 trabajadores humanitarios entre las personas infectadas.
La rama africana de la OMS afirma que 93 personas han perdido la vida por la enfermedad hasta el momento, cifra inferior a las 124 que se observan en las cifras oficiales de la ONU.
Un funcionario de la OMS dijo: ‘El riesgo de la propagación de la enfermedad es alto a nivel nacional … porque está presente en varias ciudades y esto es solo el comienzo del brote’.
Sin embargo, en medio de los temores generalizados de que podría llegar a Europa y causar estragos, la OMS ha enfatizado que el riesgo global general se considera «bajo» Uno dijo: «He participado en al menos 15 ceremonias de Famadihana y nunca he contraído la peste».

La última advertencia se produjo cuando los trabajadores humanitarios británicos dijeron que la epidemia empeoraría antes de que mejore .
Olivier Le Guillou, de Action Against Hunger, dijo: «La epidemia está delante de nosotros, aún no hemos alcanzado el pico».
Se cree que hasta 50 trabajadores humanitarios se contaban entre las 1.200 personas infectadas con la cepa neumónica más peligrosa de la enfermedad transmitida por el aire.

The Sun reveló cómo se emitieron advertencias para NUEVE países que rodean Madagascar en medio de temores de que la enfermedad se propague a través del comercio marítimo y las rutas de vuelo.

fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *